Iglesia de Santa Eduviges

Ya en el siglo X existía un templo en el terreno del poblado.

En 1169, se hizo una mención que el templo tenía la advocación de Virgen María.

En los años posteriores, a la esposa de Enrique el Barbudo, Eduviges, le gustó mucho esta colina del castillo, la cual le recordaba su ciudad de origen. Con frecuencia venía aquí para rezar (en 1267, la Iglesia proclamó santa a Eduviges y al mismo tiempo la patrona de Silesia).

Durante el reinado de Boleslao II el Pequeño, tuvo lugar una afluencia impulsiva de los colonos alemanes, debido a la cual los polacos estaban en minoría. En 1348, esto contribuyó a un conflicto religioso, es decir, los ciudadanos de Wleń y los pueblos vecinos obligaron al capellán del castillo a abandonarlo, porque no sabía la lengua alemana. Desde entonces los oficios religiosos en polaco se convirtieron en una tradición. Incluso existen menciones acerca de ellos en los informes de las visitas canónicas de la mitad del siglo XVII.

Durante la Guerra de los Treinta Años (23 de mayo de 1618- 24 de octubre de 1648), la capilla pasaba de manos de las tropas católicas en servicio de los Habsburgo a manos de las tropas protestantes del Reich alemán, apoyadas entre otros por los suecos.

En noviembre de 1621, en la cripta de iglesia fue enterrado Maciej Dębiński, el teniente del destacamento de Lisowczycy que murió en Wleń a consecuencia de las heridas anteriores.

El 7 de septiembre de 1646, la capilla junto con el castillo se quemaron.

El 5 de mayo de 1662, Adam von Kaulhaus, junto con sus hijos, colocó la piedra angular de una nueva iglesia. Se aprovecharon los restos del viejo templo. Después de terminar la construcción, el fundador empotró sobre la entrada una cartela con el escudo y una lápida de fundación. Santa Eduviges se convirtió en la patrona de esta iglesia.

El modesto templo sirvió durante años, no sólo a los propietarios rurales, sino también a los huéspedes eminentes y los habitantes de los alrededores.

Después de 1945, el interior se quedó vacío. Los fieles de aquel entonces fueron expatriados, el equipamiento valioso fue robado. Los nuevos habitantes no podían acostumbrarse a esta iglesia. Después de unos años, se volvieron a celebrar las misas.

Desde 1971, es la iglesia filial de la parroquia de san Nicolás de Wleń.

En 2004, con el objeto de aludir a la tradición de los templos de los caballeros, durante una ceremonia solemne, se colgó en la iglesia una espada y un guante.

Actualmente, las misas se celebran cada domingo y durante las fiestas. Muchos habitantes disfrutan de un encanto especial y un ambiente extraordinario de este lugar y es donde la gente se casa y bautiza a los niños.

Entre los recuerdos más valiosos de la tradición secular se encuentran la policromía de la sacristía, dos sarcófagos de la familia von Grunfeld hechos de arenisca con una abundante ornamentación y el altar.

Página privada – el contenido se puede utilizar únicamente con mención del autor y la dirección de la página web.

Derechos de autor © 2009 - 2016 Marek Krzysztof Dral. Contacto: kontakt(at)wlen.org.pl