Atracciones de los alrededores del río Bóbr

Los alrededores del río Bóbr son un estupendo lugar para pasar las vacaciones de verano. Terrenos verdes hermosos, aire puro, sonido del agua y playas de arena... ¿Qué más se necesita para ser feliz?

Los alrededores del Bóbr también les ofrecen muchas zonas verdes, un aire puro y limpio y un ambiente magnífico, así como paisajes insólitos. Los caminos forestales y de montaña se cruzan con numerosos senderos turísticos, tales como como la Ruta de los Castillos de los Piastas, la Ruta Europea a Larga Distancia (une las orillas del Atlántico con las del Mar Negro y pasa por 12 ciudades), la Ruta Ciclista Turística Eurorregional “Valle del Bóbr” o “Via Cervimontana” que les llevará desde Jelenia Góra hasta “el fin del mundo”, es decir, hasta Santiago de Compostela en España.

Uno de los lugares de descanso situados en el valle del río Bóbr, cerca del municipio de Wleń, son Pilchowice. Esta aldea en gran parte se extiende en los terrenos arbolados y acuáticos: se trata del Parque Paisajístico del Valle del Bóbr. La mayor atracción es el Lago de Pilchowice junto con la presa de agua, que fue construida a principios del siglo pasado. Es la segunda presa más alta de Polonia y se eleva a 69 metros. Los alrededores de Pilchowice les ofrecen la posibilidad de descansar, pescar con caña (las aguas de Wleń están llenas de truchas) y practicar deportes acuáticos.

Wleń sin duda es una de las ciudades más interesantes, antiguas y mejor localizadas del Valle del Bóbr. La ciudad está ubicada a los pies de la cadena de los Sudetes Occidentales, en el voivodato de la Baja Silesia. Entre los edificios se puede encontrar la iglesia neogótica del obispo San Nicolás, el ayuntamiento del siglo XIV y las impresionantes ruinas del castillo de Wleń (el mayor castillo en las tierras polacas actuales y la primera fortaleza polaca construida de ladrillo). Con el castillo se relaciona una leyenda interesante. Habla de la princesa Eduviges que residía en este castillo con su marido. Según la leyenda, la princesa hizo un milagro y al demoler una de las murallas, encontró bajo los escombros una pila de monedas de oro, que destinó a la construcción de una iglesia al lado del castillo. El templo fue destruido durante la Guerra de los Treinta Años, posteriormente fue reconstruido y hoy en día podemos admirarlo en forma de la iglesia de Santa Eduviges de Andechs. Además, se puede ver el Monumento a la Mujer de las Palomas, que sirve para conmemorar la tradición de los mercados de palomas que tenían lugar cada Miércoles de Ceniza, así como el Palacio Lenno del siglo XVII, el Palacio Ducal de la época de barroco, el antiguo túnel de ferrocarriles y los edificios antiguos de la Plaza Mayor de Wleń. En la vecindad de la ciudad se encuentra la reserva natural Monte Zamkowa donde se pueden encontrar muchas especies de plantas protegidas, tales como lirio llorón, ajo de oso, berberís común y hiedra común. Para disfrutar plenamente de las atracciones que nos puede ofrecer la región, será mejor quedarse más tiempo por aquí.

Los alrededores del municipio de Wleń ofrecen también otros lugares interesantes, tales como el ferrocarril original del Valle del Bóbr; cinco cruces expiatorias (dos en Wleń, dos en Nieletno y una en Klecza) levantadas en el pasado por los asesinos en el lugar del crimen como un elemento de reconciliación con las familias de las víctimas y la casa solariega del siglo XVII de la familia Braun en Bystrzyca. También hay algunos monumentos naturales, por ejemplo, lavas acojinadas de diabasa, un tipo interesante de rocas. Además, en Wleń se puede participar en un acontecimiento anual denominado habitualmente “la gran fiesta de carreras”, es decir, el Memorial Callejero que conmemora a Michał Fludr.

Página privada – el contenido se puede utilizar únicamente con mención del autor y la dirección de la página web.

Derechos de autor © 2009 - 2016 Marek Krzysztof Dral. Contacto: kontakt(at)wlen.org.pl